Aillats, memoria de las Columbretes

AÏLLATS (Aislados), la memòria de Columbretes

Un documental intenso y emocionante

Hablamos con Fernando Ramia, uno de sus creadores

Si ha leído nuestro artículo (aquí) sobre las Islas Columbretes entenderá que la existencia de un reportaje documental sobre las mismas no nos podía dejar indiferentes.

Hay mucha, y bastante completa documentación sobre las Columbretes en Internet, pero este precioso documental consigue transmitir  de manera sencilla y delicada el porqué de esta extraña fascinación que ejerce el pequeño archipiélago sobre quién lo visita.

El documental, de factura profesional impecable, pone palabras e imágenes a emociones que todos los navegantes, de recreo o no, han sentido al divisar la suave línea de la Illa Grossa, que se vuelve más abrupta conforme te acercas desde la Península, para finalmente enseñarte la espalda y exigirte rodearla para buscar el falso cobijo de Puerto Tofiño.

Fernando-Ramia-navegando.es

Y como si con las Columbretes todo fuera complicado, todo se tuviera que ganar a pulso, tardamos meses antes de poder contactar con uno de los creadores, y semanas para compartir un café con Fernando Ramia (foto) , realizador de AILLATS (Aislados) en un barco amarrado en Burriana, en príncipio por una toma de contacto que casi nos lleva la mañana entera, y de la que sacamos la siguiente conversación:

“-Fernando: ¿Una pequeña presentación personal y profesional tuya por encima, por favor? 

Nací en el 1968. Soy un apasionado del mar y de la naturaleza. Siempre he vivido frente al mar Mediterráneo, en sus orillas aprendí a caminar, y en sus aguas a nadar y a navegar. Cuando tenía 8 años mi padre compró un 420 y nos inoculó el virus de la vela a mí y a mi hermano mayor. Los documentales de naturaleza de grandes divulgadores como el Dr. Félix Rodríguez de la Fuente y Jacques Cousteau forjaron en mucha gente de mi generación la admiración por lo bello y cierto compromiso por preservar la fauna y flora que nos rodea. Estudié y acabé la carrera de Derecho, aunque siempre quise estudiar Biología. En aquella época apenas unos pocos vivían de lo que estudiaban. Por suerte, he podido dedicar la mayor parte de mi vida profesional a lo que siempre me apasionó: proyectos de estudio, conservación y divulgación de la naturaleza. Hoy empleo la fotografía y el vídeo como certeras herramientas para estos propósitos, y como excusa para moverme en espacios amplios y de libertad. Creé mi propia empresa, la productora de audiovisuales Nautilus, Films & Projects en 2010, tras años dedicándome a la consultoría ambiental. Hoy es el barco que guía mis proyectos, y que intento capitanear con la mayor diligencia posible.

¿Cuál es la génesis del documental “Aillats”? ¿Porqué hacer un documental sobre este tema?

Las islas Columbretes son un paraje único y estremecedor. En ellas se ubica el faro más alejado de la costa que existe en España, y han pasado de ser unas islas desconocidas y abandonadas, a ser una de las Reservas Marinas más importantes del Mediterráneo Occidental. La idea del documental partió de Eva Mestre, Patricia González y Xavi del Senyor, que durante muchos años trabajaron en las islas como técnicos y monitores de los visitantes a este paraje de acceso restringido. Algunas de las personas que visitaban las islas narraban historias de familiares y conocidos donde se entremezclaban episodios románticos con truculentas historias de antiguos fareros, naufragios y canibalismo. En la isla mayor del archipiélago existe un pequeño cementerio que albergaba misterios por resolver, y también se hallaron en otras partes de la isla restos humanos de dudosa procedencia. Todos estos elementos influyeron decisivamente para emprender el proyecto. Los creadores de la idea inicial contactaron conmigo cuando la idea ya estaba muy avanzada, y muchas secuencias filmadas. El planteamiento inicial, basado en muchas colaboraciones voluntariosas de diversas personas y colectivos, acabó tomando una forma más profesional, con lo que se pudieron utilizar equipos de filmación más potentes, emplear más recursos y plantear un mejor montaje final.

Aillats

-Trabajo previo a la realización del documental: ¿Cuanto tiempo? ¿Donde encontrasteis los  personajes, etc.?

Se han empleado 5 años para poder acabar la pieza documental, que dura 50 minutos. Quien más sabía de las islas eran los familiares y descendientes de los antiguos fareros. Hay que tener en cuenta que los primeros fareros en habitar la isla lo hicieron en 1845, y estuvieron hasta que el faro se automatizó, en 1975. Conforme fuimos recopilando información empezaron a surgir historias maravillosas, y pudimos contactar con personas que vivieron de primera mano los avatares de vivir de forma tan aislada. El anuncio del rodaje del documental en diversos diarios y emisoras de radio ayudó a que se pusieran en contacto con nosotros personas que vivían en lugares muy alejados de Castellón. Pudimos entrevistar, entre otros, a la mujer de un farero, que tuvo que dar a luz en la isla a su hijo en unas condiciones hoy día impensables. Esta mujer, Dolores, que vivía en Andalucía, regresó a las islas Columbretes con los miembros del equipo del documental en dos ocasiones, tras más de 70 años de su estancia en el faro, y pudo colocar una lápida a su pequeño, al que no pudo enterrar en su día. También localizamos a varios hijos de fareros que pasaron su infancia en las islas, y que no se habían vuelto a ver desde entonces. Estos encuentros protagonizan alguno de los pasajes más emotivos de “Aïllats, la memoria de Columbretes”.

Aillats Columbretes

-Después de esta experiencia: ¿Ha cambiado tu visión sobre las Columbretes? ¿Qué lugar crees que tienen en el imaginario popular castellonense?

Por supuesto que sí, y de una manera muy profunda y casi mística. El rodaje del documental me permitió pasar algunos días en el faro de la Illa Grossa, un privilegio solo reservado a los guardas y al personal científico que se ocupa de proteger este impresionante paisaje marino. La soledad que se experimenta en los restos de un volcán que emergió del mar, compartir horas con los guardas que pasan allí semanas, aislados y aguantando en ocasiones tremendos temporales, y el espectáculo de ver los halcones de Eleonor cazando a las aves migratorias que pretenden reposar en las islas, son experiencias que no olvidaré jamás.

En el imaginario popular de la gente de la provincia de Castellón, las islas Columbretes son una referencia fundamental, y un recordatorio de que están ligados a un mar repleto de historias y leyendas. Y, pese a que los habitantes de esta provincia viven muy de espaldas a su mar (algo que es bastante habitual en la costa mediterránea occidental), poco a poco se van percatando de la importancia que las islas tienen, tanto para preservar las reservas pesqueras, como para recordarles que las historias de piratas, caníbales y aventureros de los mares del Sur o de la más cercana Odisea, se encuentran mucho más cerca de lo que imaginaban. Con el documental “Aïllats” hemos intentado hacer un homenaje a estas islas y a sus protagonistas, y recordar que tanto la condición humana como el entorno natural son mucho más frágiles de lo que estamos acostumbrados a vivir actualmente y en según qué sitios del Planeta.”

Será el balanceo casi imperceptible del barco, además de la natural simpatía de Fernando, el caso es que la conversación siguió un rato largo, y hablamos de…Pero ésta es otra historia.

 

Compra aquí el documental